¿Eres una de las 10 víctimas potenciales de ahogamiento?

foto.ahogamiento

Identificando las posibles víctimas de ahogamiento.

Los socorristas tratamos de identificar casi a primer golpe de vista a los bañistas más frágiles y que pueden ser víctimas potenciales de un ahogamiento. Nada más acceder a nuestro puesto y en una primera observación comprobamos de inmediato las características de la playa, condiciones del mar, experiencia y conocimientos de los compañeros y por supuesto número de bañistas y actividades.

En este primer escaneo identificamos los usuarios más frágiles a los que deberemos observar con mayor insistencia.

 Hoy os indicamos diez de ellos:

 1.- Niños

Niños solos, desatendidos o con escasa vigilancia, pueden perder apoyo y ser arrastrados por una ola muy fácilmente

2.- Personas mayores

Personas de edad avanzada que no siempre son conscientes de sus limitaciones o que padecen patologías que pueden agravarse en las playas/piscinas.

3.- Padres con niños

Un padre con uno o varios niños, con nivel del agua por encima de su cintura puede convertirse en un rescate múltiple. Si algo ocurre, por supuesto el padre tratará de sostener a su hijos y tendrá limitada su movilidad.

4.- Turistas, inmigrantes, (nuevos en este arenal)

Personas que no conocen las condiciones de la playa, profundidad, bancos de arena, corrientes, temperaturas… desconocen cual es la zona de baño más segura y en muchas ocasiones no saben nadar.

5.- Bañistas con elementos hinchables y/o flotantes

Usualmente no son grandes nadadores, el elemento flotante es arrastrado por las corrientes y puede alejarles de la costa. Volver contracorriente se convierte en una labor complicada amén del esfuerzo físico que representa.

6.- Personas con alcohol y/o drogas

El alcohol y/o drogas merman las capacidades tanto físicas como psíquicas y por tanto son un problema potencial importante. Casi nunca son conscientes del peligro que corren por influencia de las sustancias que han consumido.

7.- Nadadores con poco dominio del medio acuático

Capaces de nadar pero con poco dominio. Mantienen la cabeza fuera del agua pero se agotan con facilidad. No miden sus fuerzas.

8.- Nadadores lesionados.

Pueden ser buenos nadadores pero alguna circunstancia, picaduras, calambres, golpes… hacen que tomen posturas difíciles tratando de minimizar el dolor o agarrando el miembro lesionado. Suelen ser capaces de pedir ayuda agitando un brazo o gritando.

9.- Usuarios con ropa inadecuada o elementos de seguridad poco efectivos

Bañistas vestidos, sus ropas al mojarse pesan e impiden el movimiento. Flotadores o manguitos que no se ajustan y pueden perder la sujeción al escurrirse dejando al usuario sin protección.

10.- Cualquiera de nosotros

Cualquier persona puede ser una víctima potencial de ahogamiento. Circunstancias especiales e imprevistas pueden hacernos más vulnerables de lo que creemos, corrientes desconocidas por el usuario, golpes de calor, agotamiento, corte de digestión…

En el agua, toma precauciones, no te confíes demasiado. La prevención es el mejor socorrista. Si se pudo evitar… no es un accidente, ¿no crees?

 

14 Thoughts on “¿Eres una de las 10 víctimas potenciales de ahogamiento?

  1. Excelente recopilatorio que cumple una doble función en mi opinión:

    De un lado como refresco formativo o actualización para los socorristas,de una manera amena y rápida pueden repasar el conocimiento teórico y eso en cualquier actividad es bueno.

    De otro lado hemos de potenciar la transmisión de estos artículos a la población en general que a fin de cuenta son los englobados en esos grupos. Para mi es impensable lo uno sin lo otro, han de saber que en un momento u otro forman parte de esos grupos y que han de ser coherentes y consecuentes con sus circunstancias.

    La concienciación y la enseñanza de los cuidados básicos en el ocio en general y en especial en vuestro medio, evitaría alguno (que no todos) los accidentes relacionados con el agua ayudando igualmente a no poner en riesgo la vida de las personas dedicadas a protegerles en estado de necesidad.

    Punto y aparte me merece el trato a la actitud proactiva de los socorristas. Algo que no se suele mencionar, ni tampoco conoce la población (y no debiera ser así). ¡El mejor accidente es el que no sucede!

    Gracias por vuestro post.

    • Emergències Setmil on 15 octubre, 2013 at 16:31 said:

      Ramón, estamos absolutamente de acuerdo en la importancia de formación/información tanto a SOS como al público en general.

      La prevención es el mejor socorrista efectivamente.

      Gracias a ti por tu comentario y por la difusión de éste y muchos otros contenidos de interés general tanto desde tu blog, http://www.112tes.com como desde redes sociales.

  2. Pingback: ¡Al agua SOS! - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  3. Pingback: ¿Cómo evitar que tu hijo se ahogue? - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  4. Pingback: ¿Cómo clasificamos los socorristas los ahogamientos? - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  5. Pingback: ¿Cómo llamar la atención del socorrista? Parte I - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  6. Pingback: Cuando se pierden los papeles... - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  7. Pingback: Día a día de un socorrista en un parque acuático. - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  8. Pingback: ¿Por qué nos ahogamos? - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  9. Pingback: Decálogo de seguridad infantil en la playa | SegurBaby

  10. Pingback: Los consejos de los viernes II - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  11. Pingback: Nos ponemos a prueba para mejorar - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  12. Pingback: Los consejos de los viernes XIII - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  13. Pingback: Estrenamos sección: e*Consejos de tu socorrista - Emergències Setmil. Socorrismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation