La sonrisa de un socorrista

La sonrisa de un socorrista

 Entender  y  hacerse entender.

Una de las habilidades importantes de un socorrista es entender y hacerse entender. La comunicación es vital para nuestro trabajo. Para que sea efectiva debe ser lo bastante clara para que nuestro receptor reciba el mensaje. La utilizamos para informar, educar, prever, advertir de peligros, dar consejos y… salvar vidas.

Entendemos como comunicación no solamente el uso de la palabra escrita o hablada, sino también la gestual, la simbólica, acústica…usamos gestos, expresiones, símbolos, sonidos, colores… todos ellos fáciles de intuir o tan extendidos entre la población que cualquier persona puede comprender.

Sin ir más lejos, las banderas, roja, amarilla o verde comunican el estado del mar para el baño, asimismo nuestro uniforme da información de quienes somos y nuestra función, transmite seguridad. El balizamiento nos advierte de los canales de entrada o salida de embarcaciones…

Utilizamos también pictogramas que avisan a los bañistas de los servicios disponibles en la playa o instalación donde prestamos servicio. Una cruz roja indica que se dispone de servicio de socorrismo y salvamento por ejemplo, o un cartel con señalización que indica un punto accesible para personas con movilidad reducida entre muchos otros.

Del mismo modo recibimos información de nuestros usuarios verbalmente y de muchas otras formas, los gestos, posturas, apariencia… nos transmiten si se ha entendido nuestro mensaje o no. También nos indican problemas, en muchas ocasiones un bañista en dificultades se detecta por sus gestos, postura, expresión del rostro…

No de menos importancia es la comunicación entre nosotros, hacemos uso de radio, teléfono, walkie para coordinar nuestras actuaciones con nuestros compañeros. Nos hacemos valer también del silbato y del material que utilizamos. Cada uno de los medios que empleamos tiene un código establecido, los iremos detallando en próximos post, pero sirvan como introducción estos ejemplos:

  •  La radio o walkie, en la que manejamos un lenguaje determinado, en el que cada socorrista dependiendo de su posición es denominado con un distintivo. Hablaremos de Charlie1, de Bravo, de Papa5 o Romeo 7
  •  El silbato, el número e intensidad de pitidos, indican un mensaje distinto, desde un simple aviso a un bañista hasta el indicativo de un rescate.
  •  Material de rescate (torpedo, barra, tubo…) para comunicar a nuestros compañeros lo que estamos haciendo o el estado de nuestra víctima, si necesitamos apoyo, si deben preparar algún material en la orilla…
  • Comunicaciones escritas. Informes y documentación que contienen información y posibles incidencias del servicio.

 Como decíamos al inicio también las expresiones, incluso las faciales, forman parte de la comunicación, una sonrisa es símbolo inequívoco de bienvenida, agradecimiento, aprobación, reconocimiento…, un mensaje positivo que siempre es bien recibido, ¿no te parece?

5 Thoughts on “La sonrisa de un socorrista

  1. Pingback: Como un elefante en una cacharrería - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  2. Pingback: ¿Cómo llamar la atención del socorrista? Parte II - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  3. Pingback: ¡¡Silencio en la emisora!! - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  4. Pingback: ¡¡Súbete al carro¡¡ - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  5. Pingback: Apostamos por la prevención - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation