Queridos Reyes Magos: Que no nos falten

Carta socorrista reyes magos

Queridos Reyes Magos:

Como nos hemos portado muy bien este año, nos gusta escribiros una carta larga, muy larga, para que nos traigáis montones y montones de regalos…

Queremos unas alas para volar, unas patas de topo para cavar galerías subterráneas y unas aletas de tiburón para enseñar a todos los niños a nadar, traed cursillos de natación para todo el mundo por favor. Nadie sin saber nadar.

Queremos muchos payasos y el arco iris en blanco y negro… bronceadores mágicos que no sean pringosos, uniformes cómodos y que nos hagan estar estupendos, entender a todos los usuarios (o un traductor¡¡), incluso algún día lluvioso para poder acabar la jornada antes. Contadores como los de las azafatas para controlar bañistas,colchonetas, toallas, horas que faltan para el cierre… pero en el recuento… que no nos faltes, que no nos falte nadie.

Queremos que el sol salga cada mañana, que lo salgan a recibir los pájaros de las jaulas y los peces de las peceras y vallas en las piscinas para que ningún niño corra el riesgo de caer al agua, para que no nos falte ningún peque.

Queremos un paraguas tan grande que, cuando llueva, todos vengan a guarecerse bajo su alero y jugar con los millones de gotas de lluvia. Y mucha prudencia y respeto a la bandera roja cuando el mar no anda para bromas. No queremos que nos faltes

Queremos un sueño cada noche. Un sueño tan largo… un sueño con una temporada de mínimo seis meses, como antes, que se terminen los recortes y podamos proteger a todo el mundo el tiempo necesario con todos los medios a nuestro alcance. Así no nos faltas.

Queremos unos pies que nunca se cansen de correr y que sean respetuosos con las normas e instrucciones de seguridad para prevenir y evitar incidentes en el agua.

Queremos un bolsillo tan inmenso donde quepan l@s chic@s guap@s, las estrellas y la luna y que al acabar el año estemos todos, porque todos los accidentes siempre, siempre podamos salvar a las víctimas y así nadie nos falta.

Queremos una mano amiga para ir cogidos a ella cuando andamos por la calle, una mano que tender a nuestros mayores para que tengan cuidado en el agua, los necesitamos a todos, que no nos falten.

Queremos que nos echéis un cable en las visitas y los clics para ayudar a Médicos sin Fronteras a salvar vidas.

Pero sobre todo no queremos ni un ahogado más por una imprudencia, por favor, Melchor, Gaspar, Baltasar, ni una víctima más por un descuido, no más muertes por una temeridad.

Ya sabéis… esto es lo más importante, que no nos falte nadie, Melchor, Gaspar, Baltasar, que en la próxima carta, al recuento, no nos falte nadie.

No olvides volver a visitarnos. Necesitamos tus clics para ayudar a Médicos sin Fronteras a salvar vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation