Papá, mamá… ¿vamos a la piscina?

Rate this post

prevencion.en_.piscinas

Prevención en piscinas, consejos para papás.

Se acerca la temporada de baños, además de playas, embalses, parques acuáticos… se inicia también el uso de piscinas, tanto públicas como privadas. Las públicas contarán con servicio de socorrismo pero no olvidemos que el socorrista no sustituye la vigilancia de los adultos y las piscinas privadas no cuentan con vigilancia externa. Todos los años se producen ahogamientos y otros incidentes en unas y otras.

Esta semana dejamos unos consejos preventivos para padres, la semana que viene lo haremos de forma más lúdica y divertida para los peques.

No permitas bajo ninguna circunstancia que tus hijos permanezcan solos en la piscina. Muy pocos minutos son suficientes para que se ahoguen. Siempre un adulto con ellos y vigilándolos. El ahogamiento se produce en silencio.

Antes de ir a la piscina aplícale protección solar, recuerda coger gorra, sombrero y crema solar para protegeros. Lleva también agua para hidrataros mientras estéis al sol. Si habéis comido o tenéis previsto hacerlo durante la jornada procurad evitar las comidas copiosas. Cuidado con los cambios bruscos de temperatura, entramos en el agua lentamente.

prevención.piscina

No permitas que los niños se tiren de cabeza en las zonas poco profundas de la piscina, puede producirse un golpe serio. Los bordes y alrededores de las piscinas están mojados y pueden resbalar, además de los traumatismos que pueden producirse hay riesgo de caer al agua, quizá sin saber nadar…

Si la piscina es pública no entres si está cerrada y si es privada debes tenerla perfectamente vallada para evitar accidentes. Ten a buen recaudo los productos químicos que se utilizan para la limpieza de la misma, son tóxicos. Es importante hacer mantenimiento de elementos como filtros y desagües. Los adultos deben conocer la forma de parar los dispositivos eléctricos por si se produce un accidente. Evita que los niños se metan en el agua con prendas holgadas, collares, joyas, recoge su melena… todo lo que pueda enredarse. Ten a tu disposición material para rescate, pértiga, salvavidas…

Enseña a nadar a tus hijos, aunque no es la única medida preventiva sí es una de las más importantes para evitar ahogamientos accidentales. Mientras no sepan nadar utiliza chaleco para el baño, es mucho más seguro que cualquier otro elemento flotante que puede resbalarse o escaparse. Aunque los niños lleven el chaleco puesto no dejes de vigilarles.

Cuando acabe la sesión de piscina recoge y guarda los juguetes o cualquier elemento que pueda llamar especialmente la atención de otros niños y atraerles a la piscina.

Ten siempre un teléfono disponible desde el que podáis llamar al 1-1-2. Aprende a responder con seguridad ante una emergencia acuática, una formación básica en Primeros Auxilios puede ayudarte a saber lo que tienes que hacer . Enseña a tus hijos la conducta PAS.

Cuando estéis en una piscina pública el socorrista se habrá ocupado de algunas de las recomendaciones que te hacemos, hay otras que debes ocuparte aunque haya servicio de socorrismo vigilando, déjame recordarte de nuevo que es vital que no le quites la vista de encima a los niños. Por supuesto, enséñales también a respetar al SOS y hacerle caso en sus indicaciones.

En el próximo post añadiremos algunas recomendaciones para pequeños, especialmente dedicadas a ellos, lo haremos jugando… ¿te animas?, ya sabes estás invitado a jugar con nosotros.

 

Post Navigation