¿Nos ha tocado la lotería?

medios.de.fortuna.socorrismo

Medios de fortuna… ¿Estamos hablando de la lotería?.

Pues la verdad es que casi, casi…

Los socorristas en su puesto de trabajo cuentan con todo el material de salvamento necesario además de disponer de medios de comunicación para solicitar ayuda complementaria, pero en ocasiones, no solamente los SOS, cualquier persona puede encontrarse en una situación de emergencia sin más medios que los que llamamos medios de fortuna.

¿Qué son? Pues son los medios no previstos, no contemplados en los protocolos pero que se encuentran en el lugar del accidente y que si sabemos como utilizar nos pueden ayudar.

La expresión “medios de fortuna” se usa más bien poco hoy en día, los antiguos técnicos de seguridad (hoy técnicos en prevención), la utilizaban para definir todo tipo de medios improvisados y claramente peligrosos, por la “fortuna” (dinero) que se ahorraba al no utilizar los medios adecuados.

Vemos por tanto las dos acepciones, una positiva y otra negativa, lo que marca la diferencia sin ninguna duda, es saber como utilizar lo que tenemos a nuestro alrededor, tal vez la improvisación no sea tanta.

Por tener mucho que ver con nosotros os pondremos como primer ejemplo un ahogamiento al que asistimos, o del que somos víctimas sin tener material de rescate o de flotación. 

En primer lugar, nunca olvidemos medir nuestras posibilidades: sin rescatador, no hay rescate. Valorados los riesgos y si somos capaces de asistir al accidentado sin poner en riesgo nuestra integridad, podemos utilizar nuestra ropa como material de remolque o como elemento de flotación.

Si el accidentado está consciente, le entregamos un extremo de la prenda a la que se agarra y de la que tiraremos arrastrando a la víctima. La ropa sirve además como elemento intermediario para evitar una posible zafadura o agarre.

En caso de accidentado inconsciente nos aseguramos de que las vías respiratorias de la víctima queden fuera del agua y pasamos la ropa cruzando el pecho por debajo de las axilas y realizamos el remolque.

También podemos usarla como elemento de flotación. Podemos quitarnos los pantalones, anudamos el extremo de cada pierna, levantándolos sobre nuestra cabeza tratamos de llenarlos de aire y anudamos la cintura lo mejor posible. Inmediatamente seguimos con la camiseta procediendo del mismo modo, nudo en las mangas y cuello, llenarla de aire y atar la parte inferior. Incluso un vestido puede usarse del mismo modo y utilizarlos como boya. Es posible volver a rellenar el aire tantas veces como sea preciso, desata uno de los nudos y rellénala.  Si la ropa que usamos es de colores vivos podemos utilizarla también como bandera para hacernos ver.

También los bomberos nos detallan una maniobra de fortuna para efectuar un rescate en el medio acuático utilizando material del que disponen instalando una línea de flotación con una o varias mangueras, como describen en  el siguiente enlace: ¿Ideas de bombero?

En el medio natural, en caso de excursionistas o montañeros llevamos en la mochila elementos con los que ayudarnos en accidentes: cuerdas, mosquetones, una esterilla aislante… con ellos podríamos fabricar una férula en caso de fractura.

Medio de fortuna ferula

Podemos improvisar un transporte de una persona accidentada fabricando una camilla con camisas a la que se le vuelven las mangas, con una manta plegada, con una mochila a la que se ha descosido el fondo, con el doble techo de una tienda de campaña… palos, cuerdas…

camilla.medios.de.fortuna

Ya hemos visto que como medio de fortuna vale casi todo, pero no somos magos. Hay que contar con unas ayudas mínimas e imprescindibles y sobre todo con unos conocimientos básicos en primeros auxilios que permitan utilizar esos medios de fortuna adecuadamente.

Hay muchos otras situaciones que se resuelven con los conocimientos y los medios que encontramos a nuestro alrededor… ¿conoces alguna que quieras compartir?

2 Thoughts on “¿Nos ha tocado la lotería?

  1. Pingback: Los consejos de los viernes de otoño 1 - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  2. Pingback: De lo mojado a lo seco... ¿colaboramos? - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation