Los consejos de los viernes VII

consejos-de-tu-socorrista7-entradilla

Consejos de tu socorrista en piscinas privadas

1.- Vigila a los niños y los mayores, no dejes que se bañen solos.

2.- Para los que no saben nadar, chaleco salvavidas.

3.- Ten disponible material de rescate y un teléfono para llamar al 1-1-2 en caso necesario.

En las piscinas privadas no hay socorrista, nadie vigila por nosotros a los bañistas. Tenemos que extremar las precauciones y conocer los mayores riesgos para evitarlos.

Por supuesto y como siempre, el primer y más importante consejo, no quites la vista de encima a los niños, pero también a las personas mayores, mejor que no se bañen solos.

Para los que no saben nadar o lo hacen con dificultades, el chaleco salvavidas es la mejor opción. Los flotadores o manguitos pueden resbalarse, se salen, se pinchan… pueden mantener del mismo modo a un niño boca abajo que boca arriba en el agua, no dejando que recupere su posición original. 

Lamentablemente, todos los veranos, leemos en los medios de comunicación ahogamientos en piscinas privadas. Habitualmente los protagonistas de los mismos son personas mayores o niños. En el primer caso porque se bañan estando solos, en ocasiones se ahogan y en otras sufren un problema médico en el agua lo que hace que terminen también ahogados.

consejos-de-tu-socorrista-infografia

En el caso de los pequeños suele ser un descuido de los adultos en el que el niño se mete en la piscina o cae a ella jugando. Existen en el mercado multitud de mecanismos para evitar estos accidentes, desde vallas, hasta pulseras avisadoras. Nuestros amigos de la Asociación Infantil de Seguridad Infantil desarrollan las características de los sistemas de seguridad en su página. Clic aquí.

Otro accidente frecuente en piscinas son golpes y contusiones, sea por tirarse a la piscina, sea por resbalar por los bordes y caer. Las zambullidas son peligrosas, cuidado con tirarse de cabeza. Atendemos lesiones vertebrales a veces muy graves.

Recuerda protegeros del sol, cremas, sombreros y evitar el sol directo durante mucho tiempo. Haz que todo el mundo se hidrate con frecuencia, prepara comidas ligeras, evita el alcohol y el ejercicio físico extremo. Nos protegemos así de un golpe de calor.

Por si algo ocurriese es importante que tengas disponible y en un lugar de muy fácil acceso material de rescate,salvavidas, pértiga y por supuesto un teléfono muy próximo desde el que poder llamar al 1-1-2 y alertar a los servicios de emergencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation