Los consejos de los viernes III

consejos.de.tu.socorrista.3

Nueva entrega de consejos de tu socorrista.

Otra vez viernes, ¡cómo pasa el tiempo!, estamos aquí de nuevo con nuestros consejos de socorrismo. El de hoy dedicado a los no tan  jóvenes.

Son muchas las personas maduras que disfrutan de la playa y piscina, tanto una como otra son muy buenas para la salud y además divertidas pero, a partir de una edad, hay que añadir un extra de prudencia y tener en cuenta algunos factores.

Es habitual que las personas mayores vayan a las playas antes de que se llenen, les gusta disfrutar de un rato de tranquilidad, pero normalmente en ese horario temprano el servicio de socorrismo no está todavía en playas, por tanto nadie está vigilando. No te arriesgues. Espera a que estén los socorristas en sus puestos, si algo te ocurre te ayudarán.

consejos.de.tu.socorrista.3.entradilla

Cuidado también en las piscinas particulares, las públicas están cerradas cuando no es horario de vigilancia, no te bañes solo aunque sepas nadar. Mejor que haya alguien contigo. Son bastantes los casos de ahogamiento de personas maduras en sus piscinas.

No te alejes demasiado de la orilla, ten prudencia, quizá luego tengas problemas para volver. Hay que medir bien las fuerzas y en cualquier caso mejor que sobren porque si te faltan pasarás un mal rato en el mejor de los casos.

A partir de los sesenta años, es muy frecuente tener enfermedades diagnosticadas y estar medicado. No te bañes si te encuentras mal. En la arena podremos atenderte en una crisis, en el agua es, con mucha probabilidad, un ahogamiento. Debes consultar a tu médico si la medicación que tomas tiene contraindicado tomar el sol.

Los socorristas nos ocupamos también del baño adaptado, es una de las funciones que más nos gustan, ven a disfrutar del agua, te ayudaremos.

Nos gusta la playa… pasamos muchas horas allí… quizá demasiadas, no te excedas en la exposición al sol, utiliza protección solar, gorra, crema, sombrilla… cuidado con los golpes de calor, hidrátate constantemente, come ligero y no hagas ejercicio físico intenso.

Y por último…

¡Cuenta con nosotros, estamos para ayudarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation