Lavemos los trapos sucios del socorrismo

lavemos-los-trapos-sucios-del-socorrismo

Lavemos los trapos sucios del socorrismo

Finalizada la temporada de socorrismo llega la hora de los números, las cifras tozudas que, por bien que creamos haberlo hecho, nos vuelven a colocar casi en la casilla de salida. Superamos los 400 ahogados en lo que va de año. Según indica el Instituto Nacional de Estadística el número de muertes por ahogamiento ya es superior a las de accidentes de tráfico. En el año 2014 se produjeron casi 15.000 fallecimientos por causas externas, la tercera causa fue el ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales con un total de 2.370 muertos.

De arriba abajo y de abajo arriba, a todos los niveles tenemos algo que mejorar y mucho que ganar. Es cierto que los números son mucho mejores en los lugares donde hay servicio de socorrismo que aquellos no protegidos pero cuando se trata de vidas uno más es lo bastante importante como para replantearse la estrategia y tener en cuenta cualquier posibilidad de progreso. Todos tenemos una parte de responsabilidad y todos debemos colaborar para rebajar estas cifras. Instituciones, Medios de Comunicación, Empresas, Profesionales, Escuelas, Particulares… TODOS¡¡

Es también el momento de recoger, de cerrar servicios, de limpiar y guardar materiales… y ya que estamos de limpieza… lavemos los trapos sucios que nos deja la temporada y que arrastramos año tras año…

Todavía son muchas las Comunidades que no disponen de legislación propia que regule las medidas mínimas de seguridad y protección a cumplir en las playas y zonas de baño, tampoco en formación de socorrismo las exigencias son las mismas en unos lugares que en otros, ni los Ayuntamientos siguen unos criterios similares para la elaboración de pliegos. Eso genera tremendas diferencias en unas zonas y otras tanto de servicio como de formación y condiciones laborales.

Incomprensiblemente todavía no contamos con las suficientes campañas masivas de prevención dirigidas a toda la población con el objetivo de reducir las cifras de ahogamiento. Del mismo modo que las de la Dirección General de Tráfico sirven como elemento preventivo en la conducción, debieran ponerse los medios para poner en marcha otras como herramienta de concienciación para la prevención de ahogamientos. Los Medios de Comunicación tienen también una asignatura pendiente, la de ayudar a la difusión de consejos preventivos y no únicamente de los ahogamientos. Difundir el trabajo del socorrista, especialmente el de prevención. No es suficiente el esfuerzo de empresas, voluntarios, usuarios de redes sociales por hacer llegar a todo el mundo la información necesaria para concienciar de los riesgos. Necesitamos apoyo institucional y de los medios para hacer llegar nuestros mensajes de forma masiva.

Este uno de los trapos que tenemos para lavar hoy… pero no es el único…

Si bien hay instituciones comprometidas con la seguridad que trabajan incansablemente para la protección y prevención hay otras que se limitan a cumplir las exigencias mínimas dedicando el menor esfuerzo y la menor cuantía económica posible. Basta ver las enormes diferencias entre presupuestos y pliegos entre distintos ayuntamientos, inexplicablemente en espacios similares las necesidades parecen totalmente diferentes.

Hablemos también de instalaciones deportivas, hoteles, establecimientos turísticos donde todavía la función del socorrista no es clara y se solapa con otras de mantenimiento de la zona de baño, atención a los clientes, tareas de recepción… que distraen al SOS de su tarea fundamental. Socorristas-camareros, socorristas-hamaqueros, socorristas-reparte toallas, socorristas-control de accesos…

Por supuesto también hay una crítica para las empresas de socorrismo… no siempre las condiciones laborales del trabajador son las óptimas ni se respetan horarios, material o equipación. Inspección de trabajo y de sanidad tienen algo que hacer y que decir también en este tema. La formación continuada es otra de las tareas pendientes a la que debemos prestar atención, vital para que el servicio de vigilancia y salvamento desarrolle su labor con eficacia, eficiencia y efectividad.

Y hablando de formación… otra asignatura pendiente, la enseñanza de primeros auxilios y autoprotección en las escuelas. Comunidades autónomas en las que existe un decreto que obliga a incluir esa formación pero en las que efectivamente no se está impartiendo y otras en las que ni siquiera existe ese decreto. La mejor prevención es la que se hace con los niños… ellos garantizan un futuro más seguro.

Como no podía ser de otra manera nos toca también a los socorristas poner algo más de nuestra parte, afortunadamente muchos tenemos interés por nuestro trabajo y lo hemos elegido por vocación pero también los hay para los que no es más que un modo de pasar unos meses y obtener algún ingreso fácil, os aseguro que no es, en ningún caso, un trabajo fácil. La dedicación y responsabilidad son muy altas, estamos hablando de seguridad y prevención y esos son temas muy serios.

Hoy nos salpica a todos… también a los usuarios, padres y madres, jóvenes y mayores… atender las normas de seguridad, seguir los consejos preventivos, hacer caso al socorrista y/o cartelería. Aún son muchos los que no observan peligro en las actividades acuáticas, otros que creen en el socorrista niñera que debe ocuparse de sus hijos como si fuese él mismo, los que ven en el servicio de socorrismo a niñatos dispuestos a fastidiarles. Tan peligrosa es la conducta del que desprecia nuestro trabajo como del que cree que el socorrista es superman y se ocupa de todo. No tenemos la exclusiva en prevención… es cosa de todos, el primer paso es la autoprotección.

A buen seguro me quedan en el tintero muchas cosas que mejorar pero estamos seguros que si avanzamos en algunas de las anteriores daremos un buen empujón hacia abajo a esas cifras que verano tras verano nos animan a seguir y nos demuestran que el trabajo bien hecho va dando frutos y que todavía nos queda mucho, pero mucho que lavar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation