¿Cómo clasificamos los socorristas los ahogamientos?

como clasificamos los socorristas los ahogamientos

Clasificando ahogamientos.

Hoy hablamos de clasificaciones. La primera de ellas es la de ahogamiento fatal y no fatal. En los casos en los que logramos detener el proceso y rescatar a la víctima hablamos de un ahogamiento no fatal, si desafortunadamente fallece, como bien imagináis es un ahogamiento fatal.

Pero hacemos otras clasificaciones. Cuando el socorrista interviene en un rescate valora el grado del ahogamiento teniendo en cuenta distintos factores, entre otros: la posición en el agua, el nivel de consciencia y respiración, la actividad cardíaca

No siempre encontramos a una persona inconsciente, antes de llegar ahí pasa por diversas fases..

Vamos a ver que nos ocurre en cada uno de los grados:

 Algo anda mal. Grado 1.- Leve.

Es un bañista que tiene problemas para mantenerse flotando, sea porque no sabe nadar, por agotamiento, por estar en una corriente, tener un calambre… aspira poca cantidad de agua, respira con normalidad pero tose reiteradamente.

En este caso la víctima entiende, puede seguir instrucciones y colaborar con sus rescatadores. Podemos calmarle con nuestras palabras y pedirle que siga nuestras indicaciones.

He perdido el control. Grado 2.- Gravedad media

 Como en el caso anterior el bañista tiene problemas para sostenerse a flote pero en este caso está nervioso, desorientado, no colabora. En ocasiones incluso dificulta su salvamento tratando de agarrarse a su rescatador dificultando los movimientos de éste. Han tragado una cantidad de líquido moderada y su respiración es rápida y superficial.

Me cuesta respirar. Grado 3.- Grave

Nuestro bañista tampoco es capaz de mantenerse a flote, tiene la conciencia alterada pero mantiene sus constantes. Respira por sí mismo pero ha tragado una cantidad de agua considerable, puede echar espuma por la boca. La respiración es rápida y superficial. Tiene el pulso débil y acelerado. Esta ya es una víctima grave.

Estoy inconsciente. Grado 4.- Muy grave

Hablamos ahora de una persona que no responde a estímulos verbales o táctiles. Está inconsciente, sin movimiento, sin pulso en las muñecas (radial) pero sí en el cuello (carotídeo) aunque muy débil. Ha tragado mucha agua. Expulsa mucha espuma por la boca y la frecuencia respiratoria es muy elevada y superficial.

No respiro. Grado 5.- Crítico

Estamos en una situación crítica, la persona no responde a ningún estímulo, además de estar en estado inconsciente y sin movimiento alguno nuestro bañista no respira.

Mi corazón se para. Grado 6.- Crítico

 Amén de los síntomas del Grado 5 la víctima ha entrado en parada cardíaca. Es el grado más grave de ahogamiento.

 Cada uno de estos grados requiere de distintas actuaciones de los socorristas y, en su caso, de los  servicios médicos y hospitalarios.

Afortunadamente atendemos muchos más incidentes leves que de los grados superiores, os contaremos en próximo post como atendemos cada uno de ellos.

4 Thoughts on “¿Cómo clasificamos los socorristas los ahogamientos?

  1. Pingback: ¡¡Silencio en la emisora!! - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  2. Pingback: Decálogo: Prevención de ahogamientos + de 60 - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  3. Pingback: Piscinas... más prevención | Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

  4. Pingback: En seco y en mojado... ¿colaboramos? - Emergencies Setmil. Socorrismo Acuático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation