Carabela portuguesa… ¿qué hago?

Carabela portuguesa

Carabela portuguesa… qué hago?

Todos hemos oído hablar estas últimas semanas de la carabela portuguesa. Los medios de comunicación difunden su presencia en nuestras costas, nos dicen que han cerrado playas, que es peligrosa… pero qué es?, qué tengo que hacer si veo una o si me pica!!!

Se habla de ella como una medusa pero en realidad no lo es, es un conjunto de hidroides que se asocian para sobrevivir. La parte que flota, es el neumatóforo, con forma de carabela (de ahí su nombre) es una bolsa que le sirve como vela, la parte sumergida está formada por otros 3 hidrozoos, uno se ocupa de la digestión (gastrozoides), otro de la reproducción (gonozoides) y otro de capturar las presas y defenderse (dactilozoides). Esta última parte es la que produce lo que llamamos picadura, son los tentáculos que pueden llegar a medir más de 30 metros, contienen veneno que utilizan para capturar pequeños peces y para alejar a sus depredadores.

Carabela Portuguesa. Vista el 23/06/18 a cinco millas de Palma

Cómo han llegado las carabelas portuguesas a nuestras costas?

La carabela portuguesa es desplazada por los vientos (por esa forma de vela que comentábamos), son estos los que las han traído hasta nuestras costas.  No es la primera vez que sucede, pero habitualmente, ocurre en los meses más fríos, cuando no es temporada de baños y por tanto la alarma es menor. La inusual temperatura más fría esta primavera les ha permitido permanecer en nuestro mar durante más tiempo del habitual, pero los expertos aseguran que en cuanto la temperatura del agua alcance los 25 grados no sobrevivirán.

La dirección general de Pesca, la de Emergencias, la Consellería de Medio Ambiente, e SOCIB, el IMEDEA y el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, apuntan la hipótesis de que llegan al Mediterráneo cuando se produce un fenómeno similar al Niño en el Atlántico Norte que provoca más lluvias en el Mediterráneo y vientos de poniente durante bastantes días seguidos que las arrastran.

Estas entidades han elaborado el primer protocolo de actuación ante la carabela portuguesa para los profesionales de emergencias y salvamento. Todos los servicios de socorrismo de baleares actuamos del mismo modo ante la presencia de un ejemplar.

Y tú que tienes que hacer si te encuentras una carabela portuguesa?

Empezaremos por prevenir, que como siempre, es el mejor modo de evitar disgustos.

Frecuenta playas con servicio de socorrismo, nosotros hacemos inspecciones oculares diarias, si hay carabelas portuguesas u otras medusas colocaremos bandera de medusas, si es necesario bandera roja, pregúntanos y te informaremos.

En presencia de carabela portuguesa, no te bañes. Aunque puede ser vista con relativa facilidad gracias a su vela, los tentáculos llegan a medir 50 metros y quedar lejos de la parte visible.

Las cremas solares, aunque no infalibles, pueden servir de ayuda ante las picaduras, crean una película que dificulta que el veneno penetre en la piel y además te protegen del sol

 

Carabela portuguesa. qué hago?

 

Si la veo…

Si veo una carabela portuguesa, sea en el mar o en la arena, no la toco. Aún muertas sus tentáculos siguen teniendo poder urticante, también los pequeños fragmentos de ellas. Por supuesto si es en el agua, salgo inmediatamente. Aunque estés viendo la vela y creas que está lejos el viento puede moverlas con rapidez y sus tentáculos miden hasta 50 metros. Mejor salir del agua

Aviso al socorrista o al 1-1-2 para que procedan a retirarla para evitar picaduras a otras personas

Si me pica

Si, a pesar de todas las precauciones nos pica una carabela portuguesa, tendremos un intenso dolor, como un latigazo, una especie de descarga muy intensa. El primer instinto es llevarnos las manos a la zona afectada, procura evitarlo. Los tentáculos que hayan podido quedar agarrados a tu piel contienen células urticantes que pasarán también a tus manos, ojos, cara o cualquier parte del cuerpo que toques.

Sal del agua y acude lo antes posible al puesto de socorro para que los socorristas te atiendan.

Si no hay servicio de socorrismo, mantén la calma, puedes actuar tu mismo.

Primero hay que retirar los tentáculos que hayan podido quedar en la piel, siempre con pinzas, guantes… si no dispones de ellos con el borde de una tarjeta de crédito. Sobre todo no los toques con las manos, las células urticantes siguen disparándose.

Una vez eliminados los tentáculos, lava la zona con suero fisiológico o con agua salada, sin frotar. No uses agua dulce, el cambio de salinidad activa los cnidocitos y aumentará el dolor. No utilices amoníaco, vinagre u orina.

No rasques ni frotes la zona con la toalla o arena, las células urticantes aunque no sean visibles se activarán con el contacto.

Para calmar el dolor puedes aplicar frío, gel o hielo en una bolsa hermética, no en contacto directo con la piel durante diez o quince minutos. Evita exponer la zona al sol.

La picadura de carabela portuguesa no es mortal salvo que seas alérgico a su veneno o en caso de niños pequeños. Sí es mucho más dolorosa que la picadura de otras medusas y algunas personas pueden tener reacciones graves.

Si se ha producido herida o aparecen síntomas como naúseas, dolor de cabeza, rampas musculares, dificultad respiratoria o malestar general, acude a un centro médico o llama al 1-1-2 para que valoren el tratamiento a seguir.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation