Autocrítica socorrista

Art.autocrítica.emergenciessetmil.socorrismo

Somos estupendos pero… un poco de autocrítica socorrista.

 Debates sobre si el socorrismo es una profesión, una actividad, una decisión o una salida de emergencia cuando no tenemos más opciones laborales seguirán existiendo, al menos,  mientras no haya una regulación sobre titulaciones, convenios, hasta que no se apueste por socorristas más completos que puedan trabajar durante todo el año…

Durante los procesos de selección, nuestro departamento de RRHH, trata de intuir en cual de las antes citadas situaciones se encuentra el candidato que tenemos ante nosotros. No es sencillo, verificar la forma física como indicábamos la semana pasada es fácil, no tanto asegurarnos de que ese estado de forma se mantendrá toda la temporada,  comprobar la titulación, a pesar de la variedad dependiendo de provincias o instituciones, también es simple, sin embargo hay una parte que hace que sea muy compleja la elección y en más de una ocasión nos equivocamos.

Intentamos encontrar un SOS que ame lo que hace,  que sea responsable, que trabaje en equipo, que tenga conocimientos suficientes, con una actitud determinada…en fin… el candidato perfecto.

No es la primera vez que  tenemos que entonar un Mea Culpa por no haber elegido una persona con todas las características requeridas. Quejas de padres, directores de instalaciones, técnicos de playas e incluso de nuestros propios compañeros (sin contar las veces que nosotros mismos en nuestras visitas rutinarias encontramos socorristas en actitudes incorrectas…)

 El trabajo de socorrista tiene muchísimas cosas buenas, pero porqué no decirlo, también algunas malas: horas al sol, el tedio que supone vigilar una piscina vacía durante horas, o todo lo contrario, piscinas llenas de niños en las que un sólo socorrista no da a basto…. todo eso es cierto, pero…

SOMOS SOCORRISTAS Y ES NUESTRO TRABAJO

No podemos dejar de lado jamás la vigilancia, estemos aburridos, estresados, no podemos olvidar lo que somos.

Debemos mantenernos en alerta, jugamos con vidas humanas y la responsabilidad que esto conlleva es enorme. Tal vez, esto que voy a decir no es políticamente correcto pero seguro que muchos pensáis igual que yo:

si el trabajo te resulta demasiado  pesado… quizá debas hacer una reflexión, es posible que éste no sea el trabajo al que quieres dedicarte, no hay que olvidar que estamos hablando de seguridad, con eso no se juega.

No está en duda nuestra férrea defensa de la labor del socorrista, pero es bien cierto que si queremos transmitir seguridad, seriedad, confianza… tenemos que mantener siempre la posición, la uniformidad, la actitud, la vigilancia, por supuesto la forma física, en pocas palabras la responsabilidad. Seamos conscientes de la importancia del puesto que desempeñamos.

2 Thoughts on “Autocrítica socorrista

  1. Debieramos de ser conscientes y por lo tanto consecuentes. No hace falta magnificar nuestra labor, pero tampoco caer en la desidia y banalizarla. Recibimos una remuneración por unas labores ya pactadas. El trabajo bien hecho SI que en mi opinión tiene su recompensa y es un plus al sueldo.

    Gracias por vuestra reflexión, muy acertada en estos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation