¿Cambiamos el mundo?

buen.ambiente.laboral.socorristas

La importancia del ambiente laboral.

Primeros rayos de sol. Se acerca la primavera. Empieza a percibirse el cosquilleo, nuestros SOS ya hacen comentarios en nuestro Facebook buscando la complicidad de sus colegas, huele a verano… pronto empieza la temporada.

Aumenta el número de curriculums recibidos, la oficina es un hervidero, concursos, pliegos, plazos… aquí ya ha llegado la temporada alta, nadie ocioso, van por delante, son la avanzadilla. Como la primavera, anuncian que se acerca el verano. Se acabó la calma. Volvemos al trabajo con calendario, a la presión de las fechas. Para que nuestros socorristas trabajen cuando llegue el buen tiempo la parte de administración tiene que rodar ahora a toda marcha. El engranaje está a pleno rendimiento aunque no sea visible hasta que las banderas ondeen en las playas.

Al inicio de esta nueva temporada me hago una reflexión que quiero compartir con todos vosotros… todos sabemos más o menos lo que haremos estos meses, trabajar mucho, cumplir con nuestra obligación en playas, piscinas, parques, oficinas… lo que me cuestiono es…

¿cómo lo haremos?

La mayoría no podemos escoger qué pero sí podemos elegir cómo. Los que están a pie de agua pueden ser “máquinas de vigilancia” o “robots rescatadores” incluso agentes de prevención. Todo muy serio. Muy rígido. En oficinas también podemos ser “ordenadores con patas” sin margen para nada. Ni un minuto de relajación. Muchos nervios, mucha tensión, mucho estrés.

Me gustaría proponeros otra cosa. ¿Probamos esta temporada a hacer algo diferente?, ¿quien se atreve conmigo?, ¿cambiamos de actitud?, ¿nos ayudamos a nosotros mismos a disfrutar del trabajo en lugar de sufrirlo?

Vamos a cambiar de humor, a sonreír, a pedir las cosas por favor, a mantener una relación agradable con los que nos rodean. Aprovechemos algún momento divertido para usar el humor como aliado. El tiempo pasa así más rápido y con mejor calidad. El estrés laboral se soporta mucho mejor en equipo.

Escucha a tus compañeros, echa una mano cuando puedas, disfruta de los momentos divertidos, una broma de un colega, un pequeñajo que nos mira admirado, pasamos demasiadas horas en nuestro entorno laboral como para ignorar lo que sucede a nuestro alrededor. Los compañeros son casi otra familia, especialmente en temporada alta, con un alto nivel de exigencia, horarios largos y un punto de estrés importante. Estamos más horas con ellos que con los nuestros. Podemos hacer de ello una ventaja. Nos entienden mejor que nadie porque sufren los mismos inconvenientes, también cogen a la primera un chiste o una broma.

Muchas veces para no llevarnos a casa problemas o agobios del trabajo podemos resolverlos gracias a todos esos que en nuestro entorno laboral tienen experiencias parecidas y con una simple mirada cómplice hacen que nos sintamos comprendidos. Qué importante es el ambiente laboral en el que nos movemos. Solo esa cuestión puede hacer de un puesto de trabajo un infierno o un paraíso. No siempre depende de nosotros, pero sí en muchas de las ocasiones. Pequeños gestos nos hacen la vida más fácil.

Se puede ser igual de serio, responsable, organizado, eficiente y eficaz con una sonrisa. Añadir un punto de alegría no desmerece nuestro trabajo, todo al contrario será agradecido por colegas, superiores, clientes, proveedores, usuarios… y lo más importante, por nosotros mismos que disfrutaremos de nuestro trabajo en lugar de sufrirlo.

Así que ya sabéis: esta es mi propuesta.

¿Alguien se anima a cambiar el mundo?.

 

4 Thoughts on “¿Cambiamos el mundo?

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo, dependiendo de cómo estés tú en tu trabajo, tus compañeros se contagiaran y el ambiente será mucho más agradable, no sólo entre vosotros sino también para los que os rodean.

    • Emergències Setmil on 13 marzo, 2014 at 12:36 said:

      Gracias por tu comentario María José. Algo podemos hacer por cambiar y mejorar las cosas. 🙂

  2. Caty Sastre on 13 marzo, 2014 at 21:41 said:

    Me ha encantado y estoy totalmente de acuerdo, debería ser así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation